viernes, 12 de octubre de 2012

PROYECTO TECNOLÓGICO


IDENTIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN:

PROBLEMA: Las emisiones de gases que causan el calentamiento global y la cantidad de residuos orgánicos que no se tratan.

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN:

Para convertir basura en energía se requiere de un biodigestor, una cámara de hormigón o de plástico reforzado con fibra de vidrio a la que se incorporan bacterias anaerobias -que viven en ausencia de oxígeno-. “Estos microorganismos, al alimentarse de la materia orgánica para poder subsistir, producen metano (más conocido como gas natural) y dióxido de carbono. El metano es el mismo que circula por los gasoductos de todas las ciudades, pero es biológico, no genera gases de efecto invernadero y es renovable porque, mientras existan residuos, vamos a tener biogás”.
Para poder realizar nuestro objetivo, debemos tener en cuenta varias cuestiones importantes. Las mismas se refieren a lo económico, la fabricación de biodigestores; y por otro lado lo socio-cultural, que refiere a realizar algún tipo de encuestas para saber si el proyecto será aceptado por la gente, dar a conocer las ventajas, desventajas, beneficios varios obtenidos, y luego, en caso de que fuera aceptado el mismo, comenzar a dar cursos de capacitación sobre el tema y a partir de este punto, comiencen a utilizarse biodigestores caseros, para que puedan producir biogás para consumo propio, teniendo en cuenta su necesidad, y comiencen a analizar la reducción de costos que esto le proporcionaría a nivel económico, y colaborar con el cuidado del medio ambiente.
Por otro lado, una opción muy productiva, es plantear estas ideas de los biodigestores particulares, al Gobierno de la cuidad, para que inviertan en esta tecnología, por ejemplo, en los comedores comunitarios de los barrios, los cuales al tener huertas particulares, pueden utilizar los restos orgánicos generados allí para colocarlo dentro del biodigestor y poder generar  gas , que puede usarse como  calefacción para los chicos en invierno, luz para el comedor o ya sea utilizar el gas para cocinar. Además el fertilizante que se obtiene del biodigestor, puede ser utilizado en la huerta, cerrando con ello un ciclo de auto abastecimiento. Además enseñar a los chicos sobre la importancia de cuidar el ambiente y de utilizar estos recursos que por el momento no son muy difundidos en la zona.
Otro lugar donde se puede poner en práctica esto, es en las escuelas rurales, o de barrios alejados del centro de la ciudad, que también funcionan de comedores para muchos niños carenciados.
Implementar este tipo de tecnologías produce una amplia variedad de beneficios, no solo a nivel local, sino también a nivel pais. A continuación desarrollaremos estas ventajas:
•  Aporte en los procesos de descontaminación del aire, el agua y el suelo.
•  Mediante este mecanismo se contamina 21 veces menos la tierra.
•  Aporta al desarrollo limpio y sustentable.
• Mejora las condiciones ambientales ya que disminuye el porcentaje de gases contaminantes y productores de efecto invernadero.
•  Mejora las condiciones de manipulación de residuos ya que es necesaria la selectividad a la hora de la recolección.
•  Reduce los malos olores.
•  Reduce el peligro de explosiones.
•  Logra la disponibilidad del terreno para uso de la comunidad en un plazo de 10 años, lo que lleva 50 años de un modo natural.
•  No afecta el desenvolvimiento de las actividades comunes de la zona.

ANÁLISIS DE ANTECEDENTES:

BIODIGESTORES FAMILIARES DE BAJO COSTO EN SUDAMÉRICA:

Los biodigestores familiares de bajo costo han sido desarrollados y están ampliamente implementados en países del sureste asiático, pero en Sudamérica, solo países como Cuba, Colombia, Brasil y Costa Rica tienen desarrollada esta tecnología. Estos modelos de biodigestores familiares, se caracterizan por su bajo costo, fácil instalación y mantenimiento, así como por requerir sólo de materiales locales para su construcción. Por ello se consideran una ‘tecnología apropiada’.
La falta de leña para cocinar en diferentes regiones de Bolivia hacen a estos sistemas interesantes para su difusión, divulgación y diseminación a gran escala. Las familias dedicadas a la agricultura, suelen ser propietarias de pequeñas cantidades de ganado (dos o tres vacas por ejemplo) y pueden, por tanto, aprovechar el estiércol para producir su propio combustible y un fertilizante natural mejorado. Se debe considerar que el estiércol acumulado cerca de las viviendas supone un foco de infección, olores y moscas que desaparecerán al ser introducido el estiércol diariamente en el biodigestor familiar. También es importante recordar la cantidad de enfermedades respiratorias que sufren, principalmente las mujeres, por la inhalación de humo al cocinar en espacios cerrados con leña o bosta seca. La combustión del biogás no produce humos visibles y su carga en ceniza es menor que el humo proveniente de la quema de madera.
En el caso de Bolivia, donde existen tres regiones diferenciadas como altiplano, valle y trópico, esta tecnología fue introducida en el año 2002 en Mizque, (2200 m.s.n.m. Cochabamba) como parte de la transferencia tecnológica a una ONG cochabambina. Desde entonces, en constante colaboración por Internet con instituciones de Camboya, Vietnam y Australia y la ONG de Cochabamba, estos sistemas han sido adaptados al altiplano. La primera experiencia fue en el año 2003 instalando un biodigestor experimental a 4100 m.s.n.m. que aprovechaba el efecto invernadero. Este diseño preliminar sufrió un desarrollo para abaratar costes y adaptarlo a las condiciones rurales manteniendo el espíritu de tecnología apropiada.
Debido a la ausencia de oxígeno en el interior de la cámara hermética, las bacterias anaerobias contenidas en el propio estiércol comienzan a digerirlo. Primeramente se produce una fase de hidrólisis y fermentación, posteriormente una acetogénesis y finalmente la metanogénesis, por la cual se produce metano. El producto gaseoso llamado biogás, realmente tiene otros gases en su composición como son dióxido de carbono (20-40%), nitrógeno molecular (2-3%) y sulfhídrico (0,5-2%), siendo el metano el más abundante con un 60-80%.
La conducción de biogás hasta la cocina se hace directa, manteniendo todo el sistema a la misma presión.

FORMULACIÓN DE ALTERNATIVAS:

Analizando la situación, obtuvimos algunas posibles alternativas de solución:
LA PRIMERA: como idea inicial, podríamos implementar la comercialización de un elemento individual para cada hogar y de bajo costo. El producto se autoabastecería con los desechos producidos por el grupo hogar, y podría satisfacer necesidades como alimentar una cocina con horno a gas o un pequeño calefón.
La obtención de este, podría ser a travez del Gobierno local, quien los fabricaría y financiaría, mediante planes de pagos accesibles en común para todos.
LA SEGUNDA: esta alternativa se encuentra a un nivel mayor, ya que consiste en la introducción de un solo biodigestor para toda una ciudad. De ser así este se alimentaria con toda la basura orgánica de la zona y luego seria distribuido el producto final. Ahora es donde se plantean dos opciones para el consumo de los habitantes:
1)  La primer opción sería a través de recarga de garrafas, cada habitante debería acercarse con una garrafa a la planta generadora de biogás y allí podría cargar el gas.
2) La segunda opción es un poco más compleja, consiste en la instalación de conductos subterráneos por toda la ciudad para poder distribuir el biogás.
 Esto es algo que se llevó a cabo en varias ciudades para el uso del gas natural.

SELECCIÓN DE LA SOLUCIÓN:

La idea es llevar a cabo la primera propuesta, fabricar los biodiegestores y hacerlos accesibles para todos como primera instancia. La segunda opción no la tomamos en cuenta por los gastos y la dimensión que implica el proyecto.


BIODIGESTOR INDIVIDUAL PARA HOGARES FAMILIARES
FACTORES:
1) Técnico-tecnológicos: partimos del diseño de un prototipo sencillo y de un tamaño cómodo para una casa familiar, se abastece con los desechos producidos por los habitantes del hogar  y no genera ningún olor desagradable, lo que sobra de la materia orgánica después de la producción del gas, se convierte en un abono bueno y eficaz.
2) Socio-culturales: el objetivo es concientizar a la población del uso de este artefacto, que ayuda a evitar la contaminación y genera una energía renovable.
3) Económicos: el diseño propuesto es muy sencillo y no se requeriría de una gran inversión para llegar a comercializarlos. Este tipo de biodigestores, son muy accesibles y su uso genera una ganancia para los que lo adquieran, ya que no tendrían tantos gastos en gas.
4) Ambientales: justamente el proyecto apunta a la implementación de una energía renovable que no genera ningún tipo de contaminación para el ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada